Sala de Prensa

La franquicia se consolida como fórmula de crecimiento para el negocio

La franquicia sigue confirmándose como la fórmula de expansión ideal para las empresas. A finales de 2015 el número de enseñas en España era de 1.232, que aglutinaban un total de 65.810 establecimientos de los cuales 46.125 eran franquiciados.

Para 2016, se espera un crecimiento del 3% en el número de enseñas, y del 2% en la facturación total de las franquicias.

Las operaciones realizadas hasta el momento confirman el crecimiento progresivo de las franquicias, que desde 2006 han aumentado un 60% su presencia en España. Cada vez más marcas de todos los sectores deciden apostar por franquiciar para aumentar su presencia en diferentes regiones, dada la rapidez del modelo de negocio en comparación con otras fórmulas orgánicas como el crecimiento a través de fusiones o adquisiciones.

Las ventajas de apostar por un modelo de franquicia son obvias, la empresa podrá establecer su marca en diferentes ciudades con una inversión menor, a la vez que da la oportunidad a un emprendedor de explotar su modelo de negocio. Y no sólo en España, es un modelo que se puede exportar a la hora de internacionalizar la franquicia, como ya han hecho cerca de 300 enseñas españolas”, asegura José Aragonés, socio directos de T4 Franquicias.

Los sectores con más fuerza

Un muy buen ejemplo de esta consolidación de la franquicia se puede apreciar en el repunte del sector de franquicias inmobiliarias como OiRealtor, que ha comenzado a franquiciar este mismo año y prevé una importante expansión nacional para 2016.

El sector líder en franquicia sigue siendo el de la moda, donde las marcas más potentes siguen consolidando su posición, mientras que marcas emergentes como Bissú, Florencia o Mi-Ny – marca internacional recién llegada a España con un gran potencial de crecimiento- amplían su red de franquiciados y aumentan su facturación.

Las franquicias que ofrecen un negocio que no necesita personal, sin embargo, han crecido remarcablemente. Muchas personas buscan realizar una inversión inicial en una franquicia, que no les supondrá gastos extra en el futuro. Ante esta situación, franquicias como Fresh Laundry, lavanderías autoservicio que no requieren empleados, están experimentando una expansión progresiva.

Qué tener en cuenta al franquiciar

A la hora de expandir un negocio a través de la franquicia, se ha de tener muchos factores en cuenta. Si se planea expandir la empresa, es lógico planificar el crecimiento de la delegación central proporcionalmente. Hay que adecuar y profesionalizar la estructura, y medir bien a quien se lega el uso de la marca.

Crecer por crecer no trae buenos resultados. De hecho, puede traducirse en  un fracaso a medio plazo. Hemos de elegir con cuidado a qué personas ponemos al frente de nuestra empresa. El franquiciado confía en la empresa para explotar su modelo de negocio, pero la empresa también ha de escoger bien y confiar en que esa persona proyectará y gestionará bien la imagen de la compañía y el funcionamiento de la misma”, asegura Miguel Ángel Oroquieta, socio director de T4 Franquicias.

La expansión de un negocio proporciona muchas ventajas, pero tanto la empresa como el franquiciado han de planificar cada etapa del proceso.

Es necesario trazar un plan y seguirlo a rajatabla, preparar un guión de temas que es necesario conocer, analizar los números y las inversiones, hablar con otros franquiciados, rodearse de expertos, informarse por distintos canales y sobre todo no tomar la decisión con el corazón exclusivamente, sino tener en cuenta los resultados objetivos de los análisis realizados.

Escribir un comentario