Consultora de franquicias y crecimiento empresarial

Llámanos
916 263 929

Franquiciador de éxito parte III: el franquiciado adecuado

Etiquetas: , ,


Franquiciador de éxito parte III: el franquiciado adecuado

Elegir los franquiciados adecuados para una red de franquicias es más difícil de lo que parece, pero es fundamental para el asegurar el éxito de una marca. Ningún negocio funciona sólo y una gran parte de su desempeño depende de la calidad y habilidad de la persona que lo gestiona.

Los franquiciadores han trabajado duro para lograr que el negocio se consolide y su intención y deseo es seguir creciendo, así que, éste, no se debe arruinar seleccionando a los candidatos equivocados.

En este aspecto, los dos errores más comunes que comenten los franquiciadores, en este sentido, al firmar acuerdos de franquicias, son:

  • la selección de franquiciados que no disponen de suficiente capital
  • la selección de franquiciados sin experiencia ni perfil empresarial


Si lo que deseas es crecer rápida pero sólidamente, tener una alta y constante demanda de tu modelo de negocio y contar con gente que esté alineada con la marca, sigue las 6 pautas que desde T4 Franquicias te proponemos a continuación:

1.- Investigación previa

Los candidatos deben pasan por un extenso proceso de selección, con el objetivo de averiguar si conocen los valores de la marca y los comparten.

Hay que asegurarte que el potencial franquiciado está tan interesado como el franquiciador en ese modelo de negocio. Para ello, hay llevar a cabo una investigación anterior que te permita conocer todas las ambiciones del candidato, para evitar errores.

La central tiene que invertir tiempo en estudiar al interesando antes de tomar una decisión sin “vuelta atrás”, ya que esto costará más tiempo y dinero en el futuro, además del posible daño reputacional.

2.- Confianza y trasparencia (honestidad en definitiva)

Siempre hay que visualizar a los potenciales franquiciados como asociados de la cadena a largo plazo.

La unión franquiciador-franquiciado debe ser como un buen matrimonio, y no como un simple acuerdo. No hay que permitir que un franquiciado genere desconfianza ya que puede afectar negativamente a la cultura y reputación de la enseña.

Hay que asegurarse de que todos los candidatos entienden que esta oportunidad es un negocio desde el principio que requerirá mucho trabajo y dedicación.

Cuanto más trabajen, más altos serán el éxito y los beneficios.

3.- Ganas de aprender y trabajar

Si ya se ha investigado al candidato y este sido completamente transparente con la marca, comienzan a aparecer los ingredientes que pueden proyectar una verdadera relación de beneficio mutuo.

Los mejores franquiciados son aquellos que realmente quieren ser parte de la compañía y en quienes se puede confiar que van a aprender y trabajar sin descanso para adherirse a los valores de la firma y construir con ellos un negocio sólido y rentable.

4.- Solidez financiera y formación

Un error fatal para muchos franquiciadores es dejarse llevar por el dinero rápido y fácil en lugar de valorar las aptitudes y capacidades del candidato.

Esta es una situación muy peligrosa, ya que no se está pensado en las consecuencias a largo plazo y puede acabar en un completo desastre. Eso no significa que no sea necesario que el candidato cuente con el capital suficiente para hacer frente a la inversión. Hay que apostar por asociados con solidez económica y que si, además, cuentan con formación sobre el negocio, mejor.

Muchos emprendedores querrán formar parte de la marca, pero sin pasar por el peaje de invertir en el negocio. Hay que elegir siempre a esas personas que están dispuestas a comprometerse económicamente a largo plazo, y que puedan afrontar la inversión.

5.- Sin miedo a descartar

Si un potencial franquiciado no pasa alguno de los pasos anteriores, hay que descartarlo. No sólo no hay que tener miedo a decir que no, hay que asegurarse que se va a contar con los mejores para gestionar un negocio de lleva la marca por la que tanto se ha peleado y marca y no se deben correr riesgos innecesarios. La reputación y el éxito de la red de franquicias está en juego.

6.- Las 3 p´s del franquiciado

En definitiva, tenemos que obtener una foto integral que nos informe en detalle acerca de los rasgos más importante del futuro franquiciado:

  • Perfil personal: ¿Qué le gusta? Para ver si comparte los valores, porque de otra manera no pondrá la pasión suficiente.
  • Perfil profesional: ¿Para qué vale el candidato, qué formación, qué experiencia y qué habilidades tiene? Con el objetivo de saber si está capacitado de cara al ejercicio de la actividad.
  • Perfil patrimonial: ¿de cuántos recursos dispone? Para comprobar que va a poder hacer frente a la implantación del negocio.

Buena suerte con la selección.