Consultora de franquicias y crecimiento empresarial

Llámanos
916 263 929

La importancia de retener a los franquiciados y hacerlos parte de la marca

Etiquetas: , , ,

La importancia de retener a los franquiciados y hacerlos parte de la marca

Cuando un emprendedor entra a formar parte de una cadena, es importante que el franquiciador desarrolle una sólida cultura empresarial para que el asociado se sienta valorado y satisfecho.

Esto ayudará a la franquicia a generar confianza y a lograr una relación exitosa y de largo plazo entre las dos partes.

Por lo tanto, tener un grupo estable y de confianza de franquiciados inevitablemente lleva a un mayor rendimiento y al éxito global de la marca.

En este sentido, desde la consultora T4 Franquicias, te damos tres sencillos consejos para retener a los franquiciados y hacerlos partícipes de la enseña:

Como retener a los franquiciados

1.- Mantener informados y comprometidos a los franquiciados

Un primer paso importante es, que como franquiciador, puedas hacer que los propietarios de las franquicias se involucren y participen en la dirección y el desarrollo de la organización a través del diálogo constante, formalizado mediante comités y órganos consultivos y de trabajo. Los franquiciados se sienten apreciados y valorados cuando tienen una comunicación abierta y se los mantiene como partícipes en los planes y decisiones de la empresa

También resulta interesante organizar reuniones de carácter menos recurrente pero no menos formal donde discutir temas como:

Así, no sólo se proporciona a los franquiciados una información útil y actualizada de la empresa, al mismo tiempo, se escuchan sus propuestas e ideas, que son altamente interesante, dado que se encuentran en primera fila de actuación en el mercado.

2.- Dos partes, un mismo objetivo

Está más que comprobado que los franquiciadores más efectivos son capaces de establecer relaciones y fortalecer el vínculo con los franquiciados a lo largo del tiempo.

A esta situación se llega gracias a compartir experiencias, fortalezas y debilidades, con total transparencia, en definitiva, todo aquello que necesitan y que les acerca al éxito.

Las relaciones crecen con el tiempo a través de una comunicación frecuente y constante, pero que siempre debe estar pautada en canales de diferente nivel e intensidad como pueden ser el seguimiento telefónico, reuniones presenciales y asistencia a conferencias o convenciones.

Por lo tanto, a medida que la relación crece, también lo hace la confianza entre ambos lados. El franquiciador debe evaluar el desempeño de sus franquiciados y tener claro que la calidad de dicho desempeño es el que les llevará al éxito.

Progresivamente, el franquiciado aprende a confiar en la dirección de la central y seguir el modelo de negocio de la compañía, lo que lleva a un objetivo común.

Es fácil pronosticar que cuanto más éxito tenga el franquiciado, más probable será que renueve tras el vencimiento de contrato.

3.- El consumidor y cliente también es el mismo

Por último, otra de las grandes ventajas que tiene mantener a los franquiciados y que renueven durante muchos años, es fidelizar al consumidor o cliente.

Del mismo modo que el vínculo entre el franquiciador y el franquiciado se fortalece con el tiempo, también lo hace el de los franquiciados con sus clientes. Estos empresarios se ganan la confianza y lealtad de los clientes a través de un buen servicio.

En conclusión, una comunicación abierta con los franquiciados y mantenerlos involucrados en las decisiones de la franquicia ayuda a mantenerlos satisfechos.

Asimismo, una gran estabilidad en el personal de la central y en los propios franquiciados, es sinónimo de éxito.

En definitiva, hay que seguir la máxima que dice que un negocio es tan bueno como los son las personas que allí trabajan, porque su desempeño es el que tiene impacto directo en las relaciones con nuestros clientes.