Sala de Prensa

La brecha laboral entre hombres y mujeres desciende con una tasa de empleo femenino del 42,59%

El 90% de las emprendedoras se sirven de capital privado, fruto de la indemnización del despido o de ahorros propios

La franquicia destaca como fórmula de emprendimiento capaz de conciliar vida laboral y personal

Tal y como señalan los datos oficiales del Instituto Nacional de estadística, la brecha laboral tradicionalmente existente entre hombres y mujeres se ha visto reducida en los últimos años. Y es que la mujer, que fue afectada en mayor medida en la época de crisis, ha ido recuperando su terreno hasta alcanzar una tasa de empleo del 42,59%.

Por comunidades, Madrid se sitúa a la cabeza en cuanto a mujeres empleadas, (alcanzando el 49,61%) seguido de Islas Baleares (49,04%) y Navarra (48,35%). En contraposición, las zonas españolas con tasas de empleo más bajas se registran en Melilla (31,59%) y Extremadura (31,74%).

Desde nuestra experiencia hemos sido testigos de un incremento de mujeres interesadas tanto en montar una franquicia, como en franquiciar su modelo de negocio”, comenta José Aragonés, Socio Director de T4 Franquicias, quien añade “el 90% de los casos se sirven de capital privado, bien procedente de la indemnización del despido o de sus ahorros”.

El número de mujeres emprendedoras ascendió en España casi un 10% a raíz de la crisis. En este panorama destaca el sistema de franquicia, que se establece como salida laboral para emprender, permitiendo la incorporación a una marca ya testada con éxito en el mercado. En muchos de los casos presentan fórmulas de autoempleo, que facilitan a cada emprendedora gestionar su tiempo y horarios para conciliar vida laboral y personal.

El rango de edad medio de las mujeres que se deciden a montar su propio negocio se comprende entre los 35 y 50 años, de las cuales la gran mayoría tienen hijos, representando un 37% del total de franquiciadores en España.

El perfil emprendedor que requieren algunas cadenas de franquicias son precisamente mujeres. Y es que, hay ciertos sectores o modelos negocios en los que, tanto la cara visible como la gestiona de la marca ha sido tradicionalmente copada por el sexo femenino. En este sentido, el sector de moda y complementos y, concretamente la moda infantil, se encuentran entre los modelos más demandados por mujeres emprendedoras.

Generalmente, la mujer cuenta con unas cualidades necesarias para ciertas marcas o sectores”, sostiene Miguel Ángel Oroquieta, Socio Director de T4 Franquicias, “la gestión, organización y dotes comerciales de cara al público son algunas de las preferencias de este sexo, aunque cada vez son más las que apuestan por el sector servicios y el ecommerce”.

Escribir un comentario