Cómo montar una franquicia

Cómo montar una franquicia

Va a convertirse en franquiciado, quiere saber cómo montar una franquicia, y además de una serie de consideraciones básicas que debo tener en cuenta, es importante conocer lo que este hecho supone:

  • desde la perspectiva de las implicaciones empresariales
  • desde el punto de vista de las obligaciones y derechos que voy a asumir con la formalización del contrato de franquicia y
  • desde las exigencias comerciales.

Si lo que quieres es convertirse en franquiciador, probablemente le interese más la siguiente información.

Los pasos a dar para montar una franquicia

A.- Con anterioridad al inicio de la búsqueda

  • Conocer lo que supone ser empresario
  • Encaja la franquicia con mis expectativas
  • Crear un plan de acción

B.-  Una vez iniciada la búsqueda

  • Objetivos y perfil
  • Opciones existentes
  • Recopilación de información
  • Visitar al franquiciador
  • Valoración de la información y contrastarla con otros franquiciados
  • Elección, negociación y toma de decisión

Cuáles son los rasgos que deben adornar al franquiciado

La siguiente lista no pretende ser exhaustiva sino representar un perfil genérico aplicable a la mayoría de los franquiciados, si bien es cierto que existen infinidad de cualidades adicionales necesarias, sobre todo en relación a la actividad a desarrollar, que deben complementar las características que vamos a describir a continuación.

  • CARÁCTER EMPRENDEDOR
  • LEALTAD
  • TEMPLANZA
  • CAPACIDAD DE COMUNICACIÓN
  • AQUELLOS ESPECÍFICOS DE LA ACTIVIDAD QUE VA A DESARROLLAR

En cualquier caso, si usted quiere conocer su idoneidad para ser franquiciado, puede realizar un test para evaluar esa capacidad y conocer tantos sus puntos fuertes como sus debilidades.

Test para conocer mi idoneidad como franquiciado

Existen muchos test para ayudar al franquiciado a evaluar su propio perfil, a continuación, incluimos uno modelo muy sencillo y que puede ser útil y que se basa en el análisis de las siguientes características:

CARACTERÍSTICAS PERSONALES

  • ¿Tengo claro en que consiste la relación de franquicia y cuáles son los compromisos que debo asumir?
  • ¿He leído el contrato, lo he entendido y he asumido todas las obligaciones recogidas en el mismo?
  • ¿Estoy dispuesto a sumir pautas de trabajo de terceros y a ver limitada mi propia autonomía?
  • ¿Tengo un entorno familiar estable?
  • ¿Me apoya mi entorno familiar en la puesta en marcha del negocio?
  • ¿Tengo total disponibilidad de mi tiempo?
  • ¿Cuanto tiempo estoy dispuesto a dedicarle a esta actividad? ¿Más de una jornada laboral habitual?
  • ¿Estoy dispuesto a asumir el riesgo empresarial?
  • ¿Está dispuesto a estar algún mes o meses sin cobrar?
  • ¿Me entusiasma la idea de negocio a la que estoy valorando incorporarme?

CARACTERÍSTICAS PROFESIONALES

  • ¿Dispongo de experiencia en la gestión de alguna empresa?
  • ¿Dispongo de experiencia previa en la gestión de alguna franquicia?
  • ¿Tengo experiencia, de algún tipo, en el sector de actividad que estoy seleccionando?
  • ¿He dirigido equipos de trabajo?
  • ¿Tengo una formación suficiente para afrontar la actividad seleccionada?
  • ¿Encajan mis habilidades con las de la franquicia o franquicias seleccionadas?

CARACTERÍSTICAS PATRIMONIALES

  • ¿Tengo claro lo que cuesta implantar la franquicia o franquicias que he seleccionado?
  • ¿He hecho un plan de inversión para chequear esta información?
  • ¿De cuando fondos dispongo?
  • ¿Dispongo de otros activos que pueda hacer líquidos de manera rápida?
  • ¿Suponen estos fondos más de 60% de las necesidades totales?
  • ¿Tengo posibilidad de acceder al resto de la financiación?

El 80% de las respuestas a las 22 preguntas anteriores, han de ser positivas si queremos convertirnos en franquiciado, y una de ellas ha de serlo en todo caso, la que hace referencia a asumir el riesgo empresarial, sin esa cualidad, no estamos ante un empresario.

Obligaciones y compromisos más comunes en una relación de franquicia para el franquiciado

Los más habituales son los siguientes, aunque su dimensión exacta depende del modelo relacional que ha diseñado cada marca. En cualquier caso, el siguiente escenario nos sirve para tener una visión muy completa del tipo de obligaciones que debe asumir un franquiciado.

  1. Respetar la zona: Esto es, el área geográfica de influencia determinada por el franquiciador, fuera de la cual, el franquiciado no puede desarrollar acciones activas de captación de clientes.
  2. Respetar la oferta: Incorporando únicamente los productos y servicios determinado por el franquiciador.
  3. Respetar los proveedores: Con las limitaciones que impone la normativa europea a relaciones superiores a cinco años. Estos proveedores pueden ser terceros impuestos por la central o el propio franquiciador.
  4. Respetar la imagen: Tanto en el punto de venta como en las comunicaciones que se hagan a terceros.
  5. Respetar la operativa: Es decir, todas las pautas y procedimientos de trabajo (marketing, atención al cliente, comercial, gestión, aprovisionamiento, etc.)
  6. Asumir los pagos: Los referentes a los royalties, a los aprovisionamientos y a terceros (ya se trate de proveedores homologados o no)

Peligros

  • El mayor peligro que nos podemos encontrar en este ámbito es analizar el negocio de una manera independiente al perfil y a las exigencias del mismo, lo que siempre deriva en encontrarnos con unas obligaciones que no estamos en condiciones de asumir por falta de capacidad o por falta de voluntad. Puede que el negocio nos convenza, pero puede que no sea el negocio para el que estamos hechos.

Consejos prácticos

  • Conocer en detalle los compromisos particulares que me exige la marca en la que me quiero integrar.
  • Chequear todos esos compromisos con otros franquiciados para tener una idea de cómo se materializan en el día a día.
  • Analizar nuestra capacidad para asumir todos esos compromisos, en especial los financieros.
  • Realizar un test que nos permita conocer mejor nuestro perfil de emprendedor en general y de franquiciado en particular.
  • No firmar, en ningún caso, un contrato de franquicia sin haber estudiado el documento jurídico, haberlo entendido, y tener claro que las obligaciones que emanan del mismo son perfecta asumibles por el futuro franquiciado.
  • No auto engañarse y afrontar este proceso con realismo sin evaluar erróneamente las capacidades personales.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies