Metodología de trabajo para franquiciar empresas

Nuestra metodología para franquiciar empresas

Nuestro sistema de trabajo, nuestra metodología para franquiciar empresas, se compone de siete puntos que marcan la diferencia para alcanzar el éxito.

  1. Diagnóstico: Hemos diseñado un protocolo de análisis preliminar exclusivo, a partir del cual, determinamos la situación de partida de las empresas que empiezan a trabajar con nosotros  y con él marcamos el tipo de actuaciones que son necesarias. De esta manera el desarrollo del trabajo siempre está personalizado y adaptado a cada empresa.
  2. Objetivos: Identificación clara de los resultados que vamos a conseguir y los tiempos necesarios para hacerlo, marcando las etapas y los medios que utilizaremos. Lo más importante de todo, asumiendo el compromiso de que alcanzaremos dichos objetivos.
  3. Equipo: Asignación de las personas que participarán en el desarrollo de cada trabajo, conociendo previamente su cualificación profesional y la trayectoria de resultados de los mismos.
  4. Formación: Con dos objetivos claros, por un lado que los clientes conozcan la evolución de los servicios prestados así como de los resultados obtenidos. Y por otro lado que asimilen la necesidad y el papel de cada una de las actividades desarrolladas. Todo el proceso de franquicia va acompañado de una serie de contenidos formativos prácticos, a partir de los cuales irá conociendo con detalle y familiarizándose con los conceptos relacionados con todo lo que supone franquiciar una empresa. Creemos que es importante que toda empresa que va a formar parte del sistema de franquicia conozcan los elementos básicos, las características y las técnicas que son necesarias para franquiciar una empresa. La adaptación del modelo de negocio y del enfoque de organización.
  5. Presentación de trabajos: Sesiones operativas marcadas al inicio de cada trabajo donde se analizan los trabajos realizados y se validan por parte de los clientes.
  6. Resultados: Evaluación de la labor realizada y del grado de cobertura de los objetivos marcados al inicio.
  7. Tutelaje: Acción de acompañamiento permanente, una vez que los trabajos se han desarrollado para continuar la implementación y puesta en marcha de los mismos, de manera que los clientes se sientan arropados en las fases iniciales del lanzamiento de sus franquicias.

Esta metodología para franquiciar empresas, está basada en tres pilares que conjuntamente suponen una combinación que proporcionan el éxito a nuestros clientes, sus resultados son nuestra satisfacción.

  • Sistema de trabajo: El sistema pivota sobre tres ejes la planificación, al análisis y la  fundamentación de los datos. Esquemas probados en el tiempo, sistemas de análisis, planes de acciones, propuestas, planes de mejoras.
  • Equipo: Los mejores profesionales en franquicia, no sólo por formación sino también por trayectoria y experiencia. Equipos que conocerá antes de contratarnos y en los que podrá comprobar su capacitación competencia y sus logros.
  • Valores: Compromiso con el cliente en conseguir sus resultados. Rigor. Entendido como aportar siempre más allá de los que el cliente espera de nosotros y una garantía de que nuestros planteamiento. Superación de las expectativas.

A través de nuestro método de trabajo para franquiciar empresas, hemos ayudado a más de 1.000 empresarios a nivel nacional e internacional  a introducirse en el mundo de la franquicia, desarrollando programas específicos para cada una de ellas.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies