Blog T4Franquicias

El Gran Salto

Todavía estoy impresionado con el salto de Félix Baumgartner ayer desde la altura de 39.000 metros. Me sirvió para reflexionar sobre el límite de las cosas, la necesidad de retos del ser humano y de que  los valores y el esfuerzo sirvan para algo.

5 años de preparación física, mental y técnica .Vamos , como estudiar Derecho. En algún sitio leí que alguien decía :” Este tío está loco”. Tanta preparación para solo un salto..

Pues no –bueno este un poco sí- pero lejos de estar loco, se preparó. Un día tomó la decisión de volar, de hacer algo distinto, de probarse a sí mismo haciendo cosas que además de gustarle, le harían ser recordado por lo que hizo, pero también por como lo hizo. En la España de “Gandía Shore” le habrían puesto un bañador, le habrían dicho: Salta, hombre, que ya si eso vamos viendo como caes. Que se te vean los tatuajes. Eso sí cuando llegues al suelo llama para ir a recogerte, que a saber donde andas….

Las cosas no se hacen por que sí.

Hubo alguien que tuvo que decidir el espesor del plástico del globo    por cierto, como una bolsa de frutería. Solo de pensarlo yo no me habría subido.

Seguramente si no llevara un traje adecuado, expertos y técnicos entrenándole y gestionando el salto, si no se hubieran medido los riesgos, la situación del viento etc…. El resultado sería un señor en un traje blanco aplastado en el suelo.

Pero el resultado de un acompañamiento profesional y adecuado ayudó a Félix a llegar al suelo perfectamente y conseguir su objetivo.

Que bien me viene para compararlo a un emprendedor. Ya sea un individuo que tiene que buscar una solución para ganarse la vida como para un futuro franquiciador que descubrió un nicho de mercado, o transformó uno existente en un punto de partida para un exitoso negocio a largo plazo.

Hoy en día es muy difícil elegir. Hay que saltar sí o sí, porque las circunstancias así lo exigen y cuanto más tiempo esperemos más difícil será gestionar el salto.

Los franquiciadores porque la competencia es rápida y agresiva, y los franquiciados porque cuanto más tiempo pase más difícil será conseguirlo.

Ps.

En este caso, este Post “bautismal” empieza haciendo esta referencia, porque aunque las distancias y el “core” es distinto, siembra las raíces de  un grupo de profesionales que buscando más allá de lo evidente se unen para dar un paso más dentro del mundo del emprendimiento y la franquicia. Mi respeto hacia los que han hecho , hacen y harán EL GRAN SALTO. 

2 comentarios

  1. A veces estremece saltar, pero hay que hacerlo, porque es nuestro destino y nos damos cuenta cuando ya lo hemos hecho (y nos arrepentimos de no haberlo hecho antes, a pesar de las dificultades que entraña)

  2. Mi más sincera enhorabuena por un post excelente.
    Muchas veces a los emprendedores los ladrones de sueños nos califican como locos
    Pero debe haber personas atrevidas a ir contra corriente para que el mundo evolucione.
    El Gran Salto es hoy más necesario que Nunca.
    Los mejores deseos para vuestro nuevo destino.

Escribir un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies